La importancia de las revelaciones sobre el cambio climático en los estados financieros

El Universal, México, 4 de octubre 2021

Sólo cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado, y el último pez atrapado, te darás cuenta que no puedes comer dinero.” Así recita un proverbio indoamericano famoso y nos hace reflexionar sobre la importancia de nuestro medio ambiente.

El planeta tierra es nuestra casa; cuidarla y respetarla nos lleva a todos a querer cooperar y contribuir a esta causa y en muchos frentes se puede aportar a la misma, como es el caso de las revelaciones al cambio climático en los estados financieros.

 

Dentro de estas acciones las principales son las que lleva a cabo el Organismo de Compromiso sobre el Clima y Divulgaciones Financieras, conocido por sus cifras en inglés como TCFD, creado por la Junta de Estabilidad Financiera (FSB) en 2015. En 2017 compartió una serie de recomendaciones para hacer frente al problema de la falta de información sobre el riesgo climático.

Misma situación y pensamiento que llevó a la mayor gestora de fondos, BlackRock a través de su consejero delegado, Larry Fink, a expresar que las mayores preocupaciones de los inversionistas están en el cambio climático, y que la mayoría de las inversiones del fondo se centrarían en el cambio climático.

Estos dos sucesos mencionados y otros relevantes, como los Acuerdos de París, firmados en 2015, y la creación del TCDF, han hecho que en estos años se haya avanzado en el progreso de las revelaciones a los estados financieros sobre el cambio climático. Al mismo tiempo, resulta cada vez más relevante para los usuarios de la información financiera conocer las acciones de las compañías en estos temas y para las compañías revelar las acciones sobre esta lucha.

Todas estas acciones se han vuelto relevantes y han resultado en marcos más sólidos y trabajados, como es el caso del TCFD, donde se han emitido varios informes para ayudar a las compañías en la revelación de las acciones sobre el cambio climático en sus estados financieros.

Este marco del TCFD se centra en cuatro pilares fundamentales en los cuales las compañías se deben enfocar en revelar, y que en el Comité Técnico Nacional de Información Financiera del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) consideramos su revelación de vital importancia:

*ORGANISMOS DE GOBIERNO

Revelar como la administración evalúa y gestiona los riesgos sobre el cambio climático y las oportunidades que tiene la compañía respecto al tema.

*LA ESTRATEGIA

Revelar los riesgos y oportunidades relacionados con el cambio climático que la compañía ha identificado en el mediano y corto plazo. El impacto de esos riesgos, oportunidades y la planificación financiera de la organización.

*VALORACIÓN DE LOS RIESGOS

Revelar los procesos de la organización para identificar y evaluar los riesgos relacionados con el cambio climático y cómo la organización gestiona esos riesgos.

*MÉTRICAS Y OBJETIVOS

Revelar las métricas utilizadas por la organización para evaluar los riesgos y oportunidades relacionados con el clima en línea, con su estrategia y proceso de gestión de riesgos.

Las recomendaciones del TFCD son aplicables a todas las organizaciones y sectores. Cada vez han ganado más apoyo en ser de las estructuras más aceptadas para que las organizaciones enfoquen sus revelaciones sobre el cambio climático a sus inversionistas y lectores de los estados financieros desde su publicación en 2017.

Todos estos desarrollos y mejoras han dado como resultado que los países, desde sus órganos de gobierno, empiecen a considerar la obligatoriedad de hacer revelaciones sobre el cambio climático, como es el caso del gobierno de Reino Unido, a través de su Green Finance Strategy (estrategia de finanzas verdes) donde menciona que ciertas revelaciones de las recomendaciones propuestas por el TFCD serán imperativas en 2022.

El cambio climático es un tema que repercute en toda la humanidad, y en el Comité Técnico Nacional de Información Financiera del IMEF consideramos que debemos buscar que las revelaciones sobre ese tema propuestas por organismos como el TFCD se vuelvan una realidad. También debemos impulsar a las compañías y organizaciones a que revelen e incluso inicien acciones contra el cambio climático, y que éstas tengan consecuencias positivas en el ecosistema de negocios.